Un hombre iluminado

"Javier Miranda es de otro planeta. O es uno de esos argentinos que, cruzados por tantas crisis y tantos problemas que genera el país, saben reinventarse con la velocidad de la luz. Es el presidente del Grupo Uno LED, empresa que fabrica pantallas de esa tecnología y que surgió de la mano de la caída del negocio de la imprenta".

REVISTA FORBES

VER NOTA

BLOG

Dar trabajo agiganta tu corazón

¿Cuánto sabemos? ¿Cuánto sabemos de nuestros compañeros o compañeras de trabajo? ¿Cuánto sabemos de los encargados? ¿Cuánto sabemos del dueño o de la dueña de la empresa? ¿Qué sabemos? Es muy importante conocer y saber más de quienes tenemos a nuestro lado. Si nos pusiéramos a pensar que en el trabajo estamos más tiempo que en nuestras casas, tal vez todo fuera más sencillo. Lo más lindo es compartir con nuestros compañeros y saber más de ellos, hasta quizá podamos ayudarlos. Muchas veces pasan por problemas que no sabemos y quizá, con un abrazo de contención, podamos hacer que su día sea diferente.

Ser empresario es saber que también debemos tener esa empatía con el otro, que no debemos olvidarnos de dónde venimos y quiénes somos, y sobre todo, agradecerles a ellos porque todo el crecimiento se logra en equipo. Hay personas que no quieren tomar empleados porque los llaman “problemas”. Yo los llamo familias. Para alguno son solo “números”, para mi son primos. Si querés crecer tenés que ceder, tenés que dar, aportar, enseñar y sobre todo, compartir. Ahí marcás la diferencia.

Emprender también es hacer que los que trabajan con vos se sientan parte de lo que haces, y que vos puedas también acompañar sus sueños generando empleo. Afianzar grupos, equipos, unión. Eso hace que sea más fácil y llevadero el trabajo. Si sos emprendedor lo sabés: dar trabajo agiganta tu corazón ♥️. Dar trabajo te enorgullece, te da ganas de seguir y de mostrar el camino del destino a aquellos que quizá no tuvieron esa posibilidad de hacer lo mismo que vos. ¡Crezcan juntos y cumplan sus sueños!

JBLB

Si yo pude, vos podés

Los que callamos afrontamos quizá el camino más largo de la historia de la vida del emprendedor. Lo que callamos, lo que nos guardamos para nosotros. Las sensaciones no contadas, las lágrimas derramadas, la incertidumbre, el dinero perdido luego de tantas pruebas en el camino. La ausencia en la familia y los dolores ocultados. Saber que jamás te podés enfermar, las deudas contraídas, los cheques rechazados, la inflación, el dólar y podría seguir todo el día con una lista interminable. Hay miles de casos negativos más por los que debemos pasar, y que a la vista de muchos no se ven. Te felicitan o te critican cuando se dan cuenta que llegaste, pero no saben del camino que tuviste que transitar.

Recuero allá por enero del 2008 cuando tenía un imprenta y no había trabajo. El país de vacaciones y nosotros que no sabíamos cómo hacer para sortear esos meses de parate. En otra de mis locuras se me ocurrió publicar un aviso en el que me ofrecía a hacer asados a domicilio. Obviamente no prosperó, pero al menos lo intenté, como tantas otras cosas en mi vida que me llevaron a hoy poderles contar que todo sacrificio tiene su éxito. Todo te llega, así que miren y sigan sus metas, sus sueños. Por eso les escribo, para contarles no solo cómo me va hoy, sino cómo me fue en el paseo y motivarlos.

Hoy estoy a punto de cumplir otro sueño más, que es de tener pantallas de LED 100% fabricadas en nuestra querida Argentina. Amo mi país, y por más que tenga empresas afuera, soy argentino hasta en mis pupilas. Me enorgullece tener personas trabajando conmigo que pensaban que estaban fuera del mercado laboral y hoy son encargados en diferentes sectores. Los argentinos somos bichos especiales que todo lo podemos. ¡Cómo no apostar en mi país! Más en este momento que nos necesitamos unidos. Así que un sueño más y hacemos historia, voy a seguir hasta que parta de esta tierra, porque sé que puedo cumplirlo junto a los que me acompañan en ese camino.

Humildad y prosperidad para siempre, a un paso de ser los mejores. Si yo pude, vos podés, dale para adelante sin bajar nunca los brazos.

JBLB

¡49 años con grandes sueños cumplidos!

Hoy cumplo 49, puff! qué contar, qué decir…hoy estoy en la hermosa ciudad de Dolores, provincia de Buenos Aires. Me tomé el finde largo para pasarlo con mi mujer y mis hijos, siempre unidos en cualquier parte del mundo. Son 49 años con grandes sueños cumplidos y con muchos sueños por cumplir, con la suerte de estar compartiendo en familia, algo que muchas veces no consigo por tenerlos lejos debido al trabajo. Intento siempre marcar el camino del bien, del amor, del futuro, y siempre me acompañan en mi corazón, hoy los tengo conmigo. Mis 49 me traen más esperanzas que antes, sobre todo porque me siento de 30! Soy un pende viejo, y a mucha honra jaja. Daré muchas riendas al trabajo y al futuro de todos los que me acompañan en mis locuras. Daré ejemplos y dejaré muchas huellas que puedan pisar los emprendedores que quieran seguir mi ruta. Hoy mis 49 años serán recibidos con asadito y sonrisas, en la ciudad de Dolores, con mis hijos y mi mujer, no puedo pedir nada más