Blog

public/blogs/1641414795-viejos.jpg

27 Enero, 2020 | Viejos Queridos

Estoy sentado en el piso 25 del Hotel Radisson de Montevideo. Por la ventana sólo veo barcos, algunos grandes, otros chicos e incluso un crucero. Me detengo a mirar los más viejos, algunos hundidos. Están al lado de los más nuevos, pero ellos sufren la oxidación y el abandono, como si cada día se sumergieran un poco más en lo profundo del agua. Esto me hace pensar en lo egoístas que somos con las personas mayores, con los que nos llevaron de la mano, con los que nos enseñaron, con los que aprendimos, con los que nos reímos y con los que lloramos. A veces las personas se olvidan de ellos y de lo que significaron. Padres y abuelos, los responsables de que hoy estemos acá. Ellos se merecen lo mejor, que ahora seamos nosotros quienes los cuidemos, porque cuanto más pasan los años, más nos necesitan.

Un abrazo, un “te quiero, viejo”, un “¿necesitas algo?”, un “llamame que estoy acá”, todo lo que a nosotros también nos va a gustar que nos digan cuando seamos viejitos y necesitemos más que nunca del cariño de nuestros hijos y nietos. Por eso, disfrutemos al máximos a nuestros padres y abuelos, que tenemos la suerte de tenerlos. Juguemos con ellos a las cartas, escuchemos sus consejos y sus historias de vida. Traigamos nuestros recuerdos al presente y que los viejos se sientan pibes de nuevo. Ellos se merecen todo, como estas lágrimas que se me caen recordando a mis abuelos que ya no están.

JBLB. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414741-enlavida.jpg

19 Enero, 2020 | En La Vida Estamos de Vacaciones

¡Cómo están amigos! Les quería contar que empezó el año a todo ritmo y con muy buenas expectativas. Con mucha energía, dejando atrás las cosas feas y los caminos mal transitados. ¿Cómo se logra eso? Siempre con la mente en positivo e imaginando que todo va a ir bien. Visualizando el triunfo, visualizando a nuestros hijos felices. Y no sólo a ellos, también a nuestros padres, amigos, esposas y esposos. Sabemos que no es fácil el camino al éxito, pero si no lo intentás y no caminás descalzo por la calle no lo vas a sentir. Sentir el calor del piso en verano o el frío en invierno. Ayer estaba lloviendo y miraba a través de la ventana. Me imaginaba un año de de trabajo donde florecerá lo que fuimos sembrando en este último tiempo. Espero poder seguir creciendo con las empresas y sumando más empleados para que más personas puedan ser felices.

Amigos, en la vida estamos de vacaciones, después dejamos de existir. Disfrutemos de estas vacaciones a full, comiendo mortadela o caviar, pero disfrutemos. Basta de rezongar por lo que no tenemos, no perdamos el tiempo maldiciendo. Hace años elegí cambiar eso por una sonrisa, por un abrazo, por un te quiero. Aunque las cosas a veces no vayan del todo bien. Es un ejercicio que hace que transitemos estas vacaciones de la vida de una manera más alegre. Y lo mejor es cuando contagiamos ese espíritu de la buena onda a los otros.

Es sólo probar y ver el resultado, no cuesta nada. Lo mismo para los proyectos. Tenemos que lanzarnos y no quedarnos con la duda de qué hubiera pasado si lo intentábamos. Siempre en positivo, que lo que nos propongamos lo vamos a lograr. Y si no, ya con intentarlo será un ejemplo para los nuestros. Jamás bajemos los brazos.

JBLB. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414666-tresgladiadores.jpg

18 Enero, 2020 | Tres Gladiadores

En esta época del año donde uno se pone a hacer algunos balances, me puse a mirar fotos viejas. Y cómo olvidar esta. Tres titanes, tres gladiadores. Estoy junto a mi papá que es mi ídolo y junto a Jorge, mi hijo adoptivo. Gracias a Dios, a la vida, al trabajo y al JBLB del que siempre les hablo, pude cumplir el sueño de mi viejo de conocer Cancún en el 2017 y pasar unas fiestas inolvidables en familia. Él tiene 75 años y es la persona que te recibe cuando llegás a la empresa todos los días. Muchos hasta creen que es mi hermano, aunque le dicen “El Viejo”. Es también un padre para muchos, aconseja, cuida, trasmite los valores del trabajo y del respeto. En esas vacaciones también nos acompañó Jorge, él sí que es un caso aparte y cuya historia contaré en detalle más adelante. Empezó a trabajar conmigo en el 2014, venía de hacerlo en una panadería y no sabía nada de pantallas de LED. Nada de nada. Hoy es el técnico número uno de todas nuestras empresas y también formó una empresa propia de alquiler de pantallas. Es un ejemplo de que se puede si jamás bajamos los brazos. Esta es una foto que para mí es mucho más que una foto, y quería compartirla con ustedes. ¡Gran comienzo de año para todos! JBLB. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414601-mihijoadoptivo.jpg

17 Enero, 2020 | Mi Hijo Adoptivo

Hace unos días les conté sobre Jorge, que más que un amigo y compañero de trabajo, es un hijo adoptivo para mí. Él empezó a trabajar con nosotros en el año 2014. Venía de una panadería y no tenía idea de lo que eran las pantallas de LED. Un poco como me sucedió a mí en mis comienzos, no hace tanto tiempo atrás. De a poco empezó a interesarse, informarse, capacitarse y aprendió muchísimo. Hoy no sólo es el técnico número uno de Grupo Uno LED y Nexos Trading en las sucursales de todos los países, sino que hasta empezó un proyecto propio de alquiler de pantallas LED.

El día que lo conocí me di cuenta que era especial y por eso no lo dejamos ir más, procurando que esté feliz y que siga creciendo con nosotros. Cuando uno encuentra al mejor no quiere que se vaya nunca, pero a los pájaros hay que dejarlos volar y buscar nuevos horizontes para poder hacer otros nidos y encontrar sus propios caminos. Por eso me pone inmensamente orgulloso su crecimiento y que pueda emprender sus proyectos en la vida. Es el Napoleón de las pantallas que estuvo conmigo desde mis comienzos, crecimos juntos en esto y ahora que tengo la posibilidad de ayudarlo no lo dudo ni un segundo. Sé que nuestros caminos van a seguir siempre juntos, porque fueron forjados en base a perseverancia y humildad.

JBLB. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414510-balance.jpg

6 Diciembre, 2019 | Balance

¡Qué año intenso! Primeros días de diciembre y me doy cuenta que pronto se cumplirá un año de la llegada de Nexos a Bolivia. También ya llevamos dos años en España, uno y medio en Costa de Marfil, y seis meses en República Dominicana. Y lo más importante, con la firme idea de seguir creciendo.

Miro a mi alrededor y no lo puedo creer. Como siempre agradezco a Dios por iluminar mi vida, por darme tanto. Sé que Él quiere que me vaya bien porque así puedo seguir generando fuentes de trabajo y viendo a las personas felices. A veces siento que estoy en deuda y que la mejor manera de retribuir todo lo que recibo es siendo siempre la misma persona. Cuando llega un cliente me gusta atenderlo personalmente, para generar ese trato cercano, que no sienta que está hablando con el CEO ni con el dueño, sino con uno más de los que trabajan en la empresa.

Faltan pocos días para levantar las copas y pedir por un año mejor, con trabajo y prosperidad, algo muy difícil en los tiempos que se viven. No puedo dejar de pensar que hace muchos años me tocó brindar con un vaso de agua y un pan. Ni siquiera un pan dulce, apenas un pan. Por eso mi mensaje es que nunca dejen de intentarlo. Aunque muchos piensen que hablo desde un lugar cómodo, me tocó pasar hambre, frío y hasta vergüenza, pero jamás dejé de insistir. Es preferible fracasar una y otra vez que preguntarse “qué hubiera pasado si lo intentaba”. No se gana todos los días, tampoco se pierde siempre. Hay que ir al frente como un león o una leona, tenemos que cuidar a nuestra manada. Que las marcas que te dejen las peleas sirvan para las próxima, que te enseñen a protegerte. JBLB. Jamás bajes los brazos. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414470-valores.jpg

3 Diciembre, 2019 | Valores

Ayer estaba comprando en un comercio y ver una vieja lata de galletitas me llevó automáticamente a mi infancia. Los recuerdos de niño en el almacén de Doña Blanquita, que quedaba a la vuelta de mi casa. Mi mamá me mandaba a sacar fiado y la dueña me anotaba en una libreta que después pagábamos a fin de mes. Recordé esas galletitas, o la botella de Mirinda o los yogures de La Vascongada y volví cuarenta años para atrás.

Esa era la época en que prefería ir a la casa de mis compañeros a realizar la tarea, porque podía ver los dibujitos en color. Me daba vergüenza que vinieran a casa y descubrieran que teníamos un televisor blanco y negro. Mi vida era muy humilde pero sincera y honesta, algo que extraño del mundo de hoy donde se piensa tanto en lo material. Hoy tengo 46 años pero sigo viviendo según esos valores heredados de mis padres, sigo siendo ese chico que se iba a dormir con los cuadernos bajo la almohada porque pensaba que así se transmitía el conocimiento.

Hoy llevo mi teléfono a todos lados. Si alguien me llama le puedo responder con urgencia y solucionarle sus problemas. O informarlo. Los tiempos cambian y no todo es para peor, si uno mantiene los mismos valores las cosas pueden ser aún mejores. Siempre digo que uno jamás tiene que olvidar su pasado. Eso es lo que nos va a impulsar a ser mejores. Amo recordar mi infancia, a mi abuelo con su musculosa blanca arreglándome la bicicleta y escuchando radio AM.

Amigos y amigas, el pasado nos construye y edifica. No olvidemos nunca quienes fuimos para poder siempre mejorar como personas., Ayudemos a ayudar. Nuestros hijos contarán nuestro esfuerzo y dirán “papá siempre lo intentó”.

JBLB. Jamás bajes los brazos. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414431-secreto.jpg

26 Noviembre, 2019 | El Secreto

Me encanta leer los comentarios que me dejan a diario en mis redes sociales, me incentivan a tomarme un tiempo y escribir más seguido. Con cada vivencia que me cuentan confirmo lo que siempre hablo con mis compañeros de trabajo en mis empresas: todos tenemos sueños en común, todos tenemos la capacidad de emprender aunque pasamos por situaciones límites o difíciles. Sin proponérmelo también descubrí que lo que hago sirve para alentar a otros, porque en mi ADN sólo existe la motivación de seguir adelante.

No importa el camino, aprendí a andar sobre el barro, el asfalto, la piedra o la madera. Con zapatillas o descalzo, como cuando vivía en una casilla prefabricada con dos habitaciones y tenía que caminar 20 metros afuera de casa para ir al baño. Esa es la época de la primera foto, que con mis hermanos nos calentábamos con unas brazas que poníamos en una lata de dulce de batata porque no teníamos estufa. ¡Qué locura! También junté botellas para comprar golosinas, o en vez de helado recogía higos y los ponía en la heladera para comer algo fresco.

A todos nos tocó una mala época, y a mí muchas, pero ¿saben qué? Nunca me rendí. Nunca. Siempre con la cabeza en alto, siempre pensando “ya me va a tocar, ya va a llegar”. Y llegó, como en esa segunda foto que estoy en uno de mis tantos viajes a China, cuando a mis 40 años me subí a un avión por primera vez para ir en busca de mis sueños. Compromiso, esfuerzo, confianza, humildad y pensar siempre en positivo. Ser feliz aunque sea con un pan 🥖 para comer. Piensen que muchas veces hay otros que ni siquiera tienen ese lujo. Siempre la mirada tiene que ser recta, nunca hay que agachar la cabeza. Sólo si tenés que saltar un charco de agua hay que mirar para abajo.

Yo estoy muy agradecido que me lean y siempre voy a alentarlos a seguir adelante. Hoy quería contarles sobre un libro que me ayudó mucho y que se llama “El Secreto”, del que tomé la importancia de la ley de la atracción. Pensar en positivo siempre va a traerte cosas positivas, a conquistar lo que tanto uno quiere. Materializar la idea y llevarla a cabo, trayendo la energía positiva. Me acuerdo que lo leí cuando estábamos yendo a Chilecito hace seis años a instalar nuestra segunda pantalla de LED. Me tomé un micro en el que tardé 16 horas para ir. Iba leyendo el libro y miraba el paisaje por la ventanilla, imaginándome tener un auto en el que pudiera hacer un viaje largo. Llegué y a la semana pude cambiarlo. Y así con todo, como cuando sueño abrir una empresa en otro país y poder seguir generando puestos de trabajo y conociendo nuevas culturas.

Amigos, la derrota no está en nuestro ADN, sólo la victoria y para conseguirla tenemos que luchar hasta lo último. Que nuestros hijos estén orgullosos de nosotros, gladiadores del JBLB. Jamás bajar los brazos. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414363-porqueno.jpg

22 Noviembre, 2019 | ¿Por Qué No?

¿Por qué no decimos lo que sentimos en el trabajo?

¿Por qué no le decimos a un compañero que lo queremos?

¿Por qué no le contamos cuando lo extrañamos?

¿Por qué no lo ayudamos a crecer sabiendo que él tiene talento?

¿Por qué no reconocemos sus virtudes?

¿Por qué no le decimos “loco, ponete las pilas, no te quedes”?

¿Por qué no le preguntamos por los hijos o por sus padres?

¿Por qué no sabemos el nombre de su esposa o su esposo si convivimos todos los días?

¿Por qué no decirle a tu jefe “cómo te fue, qué hiciste el finde”?

Qué lindo que sería, ¿no? Mi sueño es seguir construyendo una gran familia donde todos nos conozcamos un poco más. Donde los sentimientos floten y el ambiente de trabajo sea aún más hermoso. No tiene que ser un sacrificio venir a trabajar, tiene que ser un placer pasar el día con personas que CONOCEMOS.

Crear el ambiente armonioso nos hace personas sanas, comprensivas y atentas con todos. Con los clientes, con lo no clientes, con proveedores, con el que trae el agua, con el del kiosco de al lado… Unas palabras de un compañero me hicieron reflexionar esto. De la nada me mandó un mensaje diciéndome “sos un genio, una buen persona”. Eso me dijo, ¿lo pueden creer? Me alegró el día, uno hace lo que siempre considera lo mejor, pero no espera un reconocimiento así. Caminar la vida con muchos obstáculos te abre el corazón de tal manera que lo único que uno quiere es ver a la gente feliz. Dios existe y sabe cuál es el tiempo de cada uno, pero obvio, Él lo sabe y nosotros no, así que nunca nos cansemos de buscar, es hermoso el reloj de la vida.

JBLB.

Leer Historia
public/blogs/1641414272-bolivia.jpg

12 Noviembre, 2019 | ¡Fuerza, Bolivia!

Sentía la necesidad de viajar a Santa Cruz para acompañar a todos los integrantes de Nexos Bolivia. No fue fácil tomar la decisión, seguía todo desde Argentina y las noticias no eran buenas. Se hablaba de muertes, saqueos, incendios. Encima recibía mensajes de mis compañeros pensando cómo iba a ser el futuro, si seguirían teniendo trabajo. Mi cabeza estuvo con ellos todos estos días, pensando qué necesitaban, pero no era lo mismo así que decidí viajar.

Cuando mi avión aterrizó el capitán anunció que Evo Morales había renunciado. Algunos gritaron de alegría, otros se preocuparon, yo lo único que espero es que empiece una nueva era donde Dios ilumine a los políticos para que el pueblo sea feliz, que en definitiva es lo único que importa.

Esta foto es de la primera reunión con mi equipo en nuestras oficinas, escuchando cómo vivieron estos días y sintiendo de primera mano la esperanza que las cosas se solucionen. Paz, salud y trabajo para todos. ¡Fuerza Bolivia querida! 🇧🇴

Leer Historia
public/blogs/1641414225-nexos.jpeg

11 Noviembre, 2019 | Nexos, una familia.

La situación actual de Bolivia no es fácil. Con tantos medios de transporte suspendidos, las personas que no tienen auto sólo pueden movilizarse a pie o en bicicleta. E ir a trabajar caminando, no sólo implica una pérdida de tiempo, sino también un importante desgaste físico.

Hace unas semanas les contaba que había decidido regalarle una bicicleta a uno de los chicos que trabaja con nosotros, para que pudiera llegar mejor todos los días. Hoy la historia se repite con Duane, otro joven al que también pudimos comprarle una bici. Es gratificante ayudar y hacerle la vida más fácil a los empleados, pero no deja de ser triste la situación, ya que cada vez son más las personas que no pueden movilizarse.

En tiempos de crisis, como los que vive Bolivia actualmente, es importante darle la mayor cantidad de soluciones posibles a los empleados. Facilitarles una vida que cada día se hace más difícil. Hacer del trabajo un lugar de contención.

Luego de recibir la bicicleta, Duane me dijo lo más lindo que podría haber escuchado: “Nexos es como una familia”. Y para mí esa es la mayor gratificación. Ojalá las cosas se encaminen pronto y en paz, el pueblo boliviano se lo merece. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414163-hacerlascosas.jpg

27 Octubre, 2019 | Hacer Las Cosas Bien

Hoy vuelvo a escribir con tristeza. Estoy en Bolivia y la situación es difícil. Se habla de fraude en las elecciones presidenciales y todo eso se traslada al pueblo. Alcanza con prender la TV para ver todo tipo de manifestaciones, incidentes, paro indeterminado, la gente vaciando las góndolas por miedo al desabastecimiento y filas interminables de autos para cargar combustible. En Chile y en Argentina las cosas tampoco están mucho mejor, cada uno con sus conflictos.

Me pregunto, ¿tan difícil es hacer las cosas bien? ¿Es muy utópico pensar que un gobernante pueda tener un acto de nobleza y que el pueblo lo recuerde por eso? El pueblo somos todos: jóvenes, ancianos, ricos y pobres, y las políticas deberían ser orientadas a todos por igual.

Por mi experiencia en mis empresas, que abarcan varios países, les puedo afirmar que es mucho más fácil hacer las cosas bien que hacerlas mal. Que todo lo malo que pasa es producto de errores que comete el ser humano y que cada vez afectan a más personas. Que si quienes gobiernan pensaran un poco más en compartir que en acumular poder todo sería muchísimo mejor.

El día que la gente entienda que si uno mira a las personas a su misma altura, ese día el mundo va a ser un lugar muy bello. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414107-vendedores.jpg

24 Octubre, 2019 | Vendedores

Hace unos días me tocó vivir una situación muy particular en Grupo Uno LED que me dejó un gran aprendizaje. Todos sabemos que Argentina está atravesando una situación de incertidumbre económica, y cuando en este mes las ventas comenzaron más lentas que lo acostumbrado, decidí tener una charla grupal con quienes integran esa área en la empresa.

Nunca pensé en presionar o apercibir a los vendedores, no soy así. Decidí buscar un camino mucho más acorde a mi forma de ser y de pensar. Les pedí que recordaran de dónde venían y cómo estaban antes de empezar a trabajar en la empresa. Porque más allá de darles una oportunidad laboral, les abrí las puertas de mi corazón. Y eso para mí significa mucho.

Ellos no están solos. Tienen a su familia, a sus hijos, y si los resultados no son los esperados no se pueden caer. Les tienen que demostrar esa fuerza y esa entereza a los suyos. Si ellos se sienten contentos las ventas van a venir solas, porque el optimismo y la buena energía se transmiten. Siempre, más allá de los vaivenes económicos de nuestro país.

Pocos días después de la charla, las ventas aumentaron. Confirmé que motivar y alentar es mucho más efectivo que apercibir y retar, que esto último frustra al empleado y no termina haciéndolo rendir mejor. Al menos para mí es la fórmula más noble, porque no existe algo mejor que trabajar feliz y contento. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641414005-bicicleta.jpg

21 Octubre, 2019 | Bicicleta

Hay gestos que para nosotros no representan más que un valor económico, pero para quienes los reciben pueden significar mucho. Ya sea en Grupo Uno LED como en Nexos, la prioridad siempre es el bienestar de mis empleados. Si ellos están cómodos y contentos van a rendir mejor, y así las empresas tendrán un mayor crecimiento.

En Nexos Trading Bolivia la mayoría de los chicos llega en bicicleta. Siempre veo pedalear hasta la puerta de entrada a Rebeca, Marcos, Eddie y Yasiel, por nombrar a algunos. Pero un día me llamó la atención que sólo uno lo hacía a pie: Francisco. Cuando consulté el motivo me dijeron “todavía no tiene dinero para comprar una bicicleta”. Al escuchar esas palabras sentí un puñal en mi corazón.

Al día siguiente me aparecí con una bicicleta nueva, me acerqué a Francisco y le dije “es tuya”. Se sorprendió y me preguntó “¿por qué me la regalas?”. Mi respuesta fue simple “porque tengo ganas de regalártela”. Cuando llegó a la casa y la mujer lo vio con la bicicleta nueva le preguntó “¿de dónde la sacaste?, te dije que no pidas nada prestado”. El saber que la necesitaba, y que de esa manera además ahorraba el dinero del transporte y también podía hacer vida sana, era suficiente razón para darle esa ayuda.

Ahora lo veo llegar a Francisco con su bicicleta, como todos los demás, y sonrío. Todos tenemos que ser iguales y desde mi lugar de empresario siento que puedo darle esa posibilidad a mis empleados. Lo que para uno puede tener solamente un valor económico para otro puede ser aún más valioso, tan valioso como mejorar su calidad de vida. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413936-adaptarse.jpg

16 Octubre, 2019 | Adaptarse

Muchas veces me preguntan cómo hago para abrir empresas en distintos países, cada uno con sus respectivas culturas e idiomas, y la respuesta es simple: adaptándome a ellos.

No fue fácil. Cuando esta historia empezó jamás había tomado un avión en mi vida. Todo era nuevo, desconocido, y por supuesto, difícil. Si ya bastante complicado era comunicarme en un idioma que no conocía, en un lugar lejano donde no me gustaba la comida y no sabía cómo moverme, imagínense para abrir una empresa.

Un día, más temprano que tarde por la propia necesidad, aprendí que no era el lugar, ni la gente, ni las comidas, ni el idioma los que tenían que adaptarse a mi. Más bien, yo tenía que adaptarme a sus costumbres.

En Costa de Marfil, con Nexos, me pasó que me pidieran una furgoneta para movilizarse más fácilmente. Unos meses después me aparecí con la furgoneta, esperando encontrarlos felices y agradecidos. Todo lo contrario, los noté preocupados, queriéndome decir algo. Por intermedio de mi traductora me enteré que ninguno sabía manejar y que el pedido del vehículo era con chofer incluido.

Situaciones como esas me sucedieron muchas en todos estos años. Hoy son anécdotas, en su momento fueron complicaciones que parecían imposibles de resolver. La paciencia fue siempre la palabra clave. Abrir mi cabeza a esas nuevas costumbres, ser uno más de ellos y no esperar que ellos fueran como yo. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413775-sacrificio.jpg

7 Octubre, 2019 | Sacrificio

Pienso constantemente lo importante que es valorar a la gente de trabajo. Al que cumple su horario, al que es responsable, al que realiza todas sus actividades, pero fundamentalmente al que tiene ganas de crecer. La gente piensa que el trabajo es un medio para ganar plata, comprarse una casa, un auto o realizar un viaje. Yo creo que el trabajo es muchísimo más que eso. El trabajo dignifica, honra al hombre. Y lo que es más importante, muchas veces sirve para darle un ejemplo a nuestros hijos.

Cada vez que instalamos una pantalla o descargamos un contenedor, me pongo a la par de mis empleados a barrer, a limpiar los gabinetes y realizar cualquier tipo de tarea que haga falta. Lo hago porque quiero que ellos vean que si yo, con mis 155 kilos a cuestas puedo hacerlo, ellos también. Y que a partir de ese esfuerzo puedan conseguir todo lo que se propongan.

Estoy convencido que el único modelo a seguir es el del sacrificio. Y a partir del sacrificio llegaremos a todo lo que soñamos. Ese es el legado que quiero dejar en mis empresas y la mejor forma que encuentro de hacerlo es predicando con el ejemplo, que es esforzándome a la par de ellos, porque en el único lugar en donde el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413723-informar.jpg

29 Septiembre, 2019 | Informar Y Compartir

Quería compartir con ustedes uno de esos momentos lindos que tenemos cuando viajamos. En este caso es cuando puedo visualizar el material que se va editando, que se va transformando en información para toda la gente que se interesa en nuestros productos, en nuestra forma de trabajo.

Ahora estoy en República Dominicana y tengo la suerte de estar compartiendo este viaje con mi equipo de comunicación y marketing digital. Rulo y Fede de Casa Kiev, que a esta altura ya son además amigos personales. Esa conexión hace que nuestra trabajo sea aún más fácil. Ahora estamos todos juntos en un apart hotel compartiendo este proceso y diagramando estrategias. Vamos subiendo los videos y leyendo las reacciones de todos ustedes, una parte que disfruto mucho. Ahí uno se da cuenta, o confirma mejor dicho, que esta forma diferente de encarar el manejo de mis empresas vale la pena. Como digo siempre, informar y compartir es la clave de todo.

Nosotros le damos mucha importancia a la comunicación, y para eso son importantes dos cosas que muchas veces pueden parecer simples, como tener una buena conexión de wi fi y poder disponer de un lugar silencioso para ver lo que me mandan desde otros países. Y eso, en general, en los hoteles se consigue y se disfruta, aunque se extraña la calidez del hogar. Y estos últimos años, con viajes a España, Costa de Marfil, Bolivia, China y ahora Dominicana, muchos días estar en casa hace más falta aún. Pero soy consciente que tanto con Grupo Uno LED como con Nexos Trading Argentina generamos muchas fuentes de trabajo en varios países en 3 continentes, así que trato de no darle mucho lugar al a melancolía porque muchas familias dependen de que todo ande bien. Siempre para adelante. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413673-ruedablog.jpg

20 Septiembre, 2019 | La Rueda de la Vida

Hace una semana escribía sobre lo difícil que es separarme de mi familia cada vez que me toca viajar. Incluso todavía siento ese abrazo de mis hijas y sus voces diciendo “no te vayas, papá”. Aquella vez recordaba esa despedida con lágrimas en los ojos, pero ahora lo hago con una sonrisa dibujada. Es que al llegar a República Dominicana me reencontré con mis hijas, que viajaron para darme la sorpresa y acompañarme en este emprendimiento. Vinieron con Jessica, una gran madre y con quien comenzamos este camino emprendedor, para alegrarme la estadía lejos de casa con su visita.

La vida me dio otra lección. En apenas siete días pasé de preguntarme si todo esto tenía algún sentido, si tanto viaje justificaba estar tan lejos de lo que más amo, a estar con mis hijas preparando todo para la presentación, ayudándome a pintar, a organizar todo, y sobre todo, estar conmigo en un momento tan importante como es la inauguración de una nueva empresa. De mil dudas existenciales a agradecerle infinitamente a Dios por darme tanto.

En el medio de todo esto, me hice un tiempo para escribir estas líneas y compartir la historia con ustedes. Ahora mismo escribo con mis hijas al lado, pero hace una semana las despedía en un aeropuerto. Y por eso ahora lo disfruto el doble.

Siempre es más fácil mirar para atrás cuando el presente nos sonríe, pero para que eso suceda, cuando toca vivir momentos duros el secreto es no dejar de soñar. Que con sacrificio, trabajo, perseverancia y el apoyo de la familia, esa rueda va a girar hasta ponerte en el lugar soñado.

Ayer abajo, hoy arriba. La rueda de la vida. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413618-rugido.jpeg

13 Septiembre, 2019 | El Triste Rugido del León

El avión despega, se estabiliza en el aire y los pensamientos en mi cabeza superan la velocidad de la aeronave. Unos minutos atrás, mis hijas me abrazaban muy fuerte, y con lágrimas en las ojos me pedían “papá, no te vayas; papá, quedáte, no nos dejes”. Fui fuerte ante ellas. Sentí que debía serlo, pero ahora las lágrimas brotan de mis ojos. No las puedo contener. No quiero. Pienso y me repito la misma pregunta una y otra vez “¿Tiene sentido todo eso? ¿Qué pasa si no viajo?”

Se me viene a la cabeza otra realidad. Me veo con mis hijas, mirando la tele, jugando, leyéndoles un cuento. O yendo con ellas a un parque o comprándoles una golosina. Me imagino como ese padre que hoy no puedo ser pero que representa a la mayoría de los padres. Y ahí veo a mis empleados, que son quienes disfrutan esas pequeñas grandes cosas con sus hijos, y entiendo el verdadero valor del sacrificio. Porque este sacrificio de estar arriba de un avión lejos de mis hijas, es la felicidad de muchos. Es el medio para que otros padres tengan la tranquilidad de un empleo estable y la posibilidad de darle todo lo que puedan a su familia.

Esta vez el avión va rumbo a Lima. Y sé que cuando pise tierra todo va a cambiar. Las lágrimas se convertirán en más fuerza para abrir otra empresa. Y ahí me sentiré acompañado, como hace unos días cuando con todo el equipo de Nexos nos pusimos a descargar un contenedor lleno de sillas en Argentina. Estaba ahí, con mis empleados, con mi familia, con mi gente sintiendo ese empuje para no bajar nunca los brazos. O también me pasa en Bolivia y en República Dominicana, donde siempre soy recibido y acompañado por gente muy querida. Pero cuando estoy arriba del avión siento un vacío terrible. Ahí es cuando me veo solo. Y entre lágrimas y pensamientos siento que a mi lado hay una persona que me dice todo el tiempo “tenés que seguir”. Y casi que me empuja a darle para adelante sin parar. Quizás sea Dios y ésa es la misión que tiene para mí.

El león sigue rugiendo. Pero a veces ruge de tristeza. El león es fuerte para proteger a todos los que tiene a su alrededor. Yo siento que no le puedo fallar a nadie. Y no fallarles es también hacerlos felices, aún cuando su felicidad sea fruto de mi mayor sacrificio. Aún cuando tenga que esperar para ir a la plaza con Orne y Bere, yo sé que pese a la angustia de otra despedida, ellas entienden. Ya voy a poder ser ese padre, y las lágrimas serán de alegría. Todo a su tiempo. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413561-crisisblog.jpg

14 Agosto, 2019 | Crisis

Estos últimos días fueron difíciles y todo parece indicar que los próximos lo serán también. Pero es acá donde uno como empresario tiene que elegir de qué lado pararse. Y no hablo de banderas políticas, sino de la verdadera política que es la que uno hace todos los días desde el lugar que le toca ocupar.

Desde mis empresas siempre busqué aportar mi granito de arena. Empezar el lunes luego de las elecciones con la noticia del dólar a 60 y la presión a 21 no fue fácil. La mayoría de los insumos los adquiero en el exterior y los costos se incrementaron notablemente en apenas unas horas, con el riesgo concreto de no poder reponer la mercadería. Ya un poco más tranquilo, hablando con el muchacho del servicio de emergencias que vino a atenderme, pensé en parar hasta que todo se estabilice. En no vender por unos días o no instalar las pantallas pendientes hasta saber qué va a pasar. Pero no, no sería yo. No sería una actitud consecuente con la forma en la que me manejé hasta ahora. Es por eso, que a pesar de perder mucha rentabilidad, seguiré generando el trabajo que tanto dignifica, porque entiendo que es la mejor forma de enfrentar la crisis.

Soy empresario, pero antes soy padre de familia y después soy argentino. Por eso seguiré apostando por mi país, pero fundamentalmente por los argentinos. Siempre manteniendo la mejor calidad en mis productos y sin perder de vista que cada puesto de trabajo que abro es una familia con el plato de comida lleno. Si paro la fábrica tengo que suspender empleados, y eso no va a pasar. Y si no recorremos el país instalando las pantallas de LED que ya nos compraron, nuestros clientes no pueden empezar con su emprendimiento.

Ojalá no sea el único empresario del rubro que toma este compromiso en estos tiempos de crisis. El país muchas veces ha caído pero siempre logró volver a ponerse de pie y fue gracias al esfuerzo de todos.

¡Vamos Argentina!

Leer Historia
public/blogs/1641413432-hermanosBLOG.jpg

8 Agosto, 2019 | Hermanos

Me late fuerte el corazón cuando miro esta foto, que para mí es mucho más que el registro de un momento. Tiene historias, recuerdos, gratitud y mucha bendición. Estamos todos los hermanos junto a mi papá, unidos, luciendo orgullosamente el logo de Grupo Uno LED.

Nada fue color de rosas en este camino recorrido. Y la relación con mis hermanos no fue la excepción. Por diferentes razones tuve épocas grises con ellos, de cierto distanciamiento. Uno a veces no sabe valorar las cosas, y problemas de fácil solución se convierten en diferencias irreconciliables. O al menos es lo que a veces creemos.

Cuando la empresa empezó a funcionar bien aún seguía distanciado de ellos. Pero un día junto a Jessica, pilar fundamental para que la familia esté unida, tomé la decisión de llamarlos. Recuerdo que les dije “lo que pasó, pasó; a partir de ahora tenemos que recordar los errores sólo para no repetirlos”. Tuvimos una charla y volvimos a estar juntos como antes.

Hoy Pablo es el encargado general de la empresa, Leonel es quien comanda la las instalaciones en todo el país, Roberto está a cargo del sector multimedia, y Carina se va a trabajar a Dominicana como encargada general de Nexos Trading República Dominicana, como una muestra más de la confianza que les tengo. También está mi papá, que es el rey de todo esto, la primera persona que te encontrás cuando entrás a nuestro local. Y mi mamá, la reina, cuidando siempre a mis hijas y acompañándome incondicionalmente en todo lo que hago.

Me di cuenta que si no tengo a mis hermanos no me siento lleno, y hoy cumplí el sueño de tenerlos trabajando conmigo en este hermoso momento de tanto crecimiento. Porque ellos no son empleados míos, adentro de la empresa siguen siendo mis hermanos, que están en los buenos momentos y estarán en los que no lo sean tanto. Como digo siempre, me concentro mucho en seguir ampliando las fronteras de nuestros negocios pero también en compartir, y si es en familia, mucho mejor. ¡Los quiero!

Leer Historia
public/blogs/1641413318-zapatillasblog.jpg

3 Agosto, 2019 | Zapatillas

Muchos me preguntan por qué uso una zapatilla de cada color. La razón es bastante simple. Hace un tiempo me compré dos pares, unas blancas y otras negras. Al llegar a mi casa, cuando abrí la caja de las blancas, se cayó una. Cuando fui a abrir la otra caja, pasó lo mismo: se cayó una zapatilla y quedó un par en el piso de distinto color. Al mirarlas, pensé ¿por qué no?

Cuando tenía apenas once años, la edad que tengo en esta foto, trabajaba con un tío que tenía una verdulería. Agarraba mi bicicleta y le llevaba los pedidos. Al final del día, me pagaba con mercadería. Siempre volvía a mi casa con zapallitos, calabazas, zanahorias y cuanta verdura de estación tuviera. Incluso recuerdo siempre la vez que volviendo de noche se me cayó la bolsa de papas sobre el asfalto, quedando todas desparramadas y con los autos tocando bocina sin parar.

Afortunadamente después de dos meses de trabajo llegó mi primer sueldo. Era poca plata, pero me alcanzó para comprarme un par de zapatillas. Elegí el color turquesa, en épocas donde sólo se usaban los colores tradicionales. Al llegar al colegio al día siguiente mis zapatillas llamaron la atención de todos. Mis compañeros, se reían, hacían chistes, siempre con buena onda. Cuando vi ese par de zapatillas en el piso, una de color blanco y la otra de color negro, recordé instantáneamente aquellas color turquesa que sobresalían del resto, y pensé que si aquella vez había buscado algo diferente, con apenas once años, ahora de adulto podía repetirlo.

De eso se trata, de hacer lo que uno sienta independientemente de lo extraño que pueda resultar para los demás. En mis empresas trato de plasmar eso mismo, teniendo un trato cercano y cotidiano con mis empleados, como así también darle una atención personalizada a cada cliente. Por ejemplo, ayer en Grupo Uno LED festejamos, cómo hacemos siempre, el cumpleaños de quienes trabajamos en la empresa. En este caso fue el turno de Daiana, y como es habitual estuvo Ivan tocando la melódica o la guitarra al ritmo del feliz cumpleaños. Tortas y café, algún mate siempre de mano en mano. Subimos un vídeo a las redes de ese lindo momento y varias personas recalcaron que era extraño ver esa situación en una empresa. Todos unidos como una familia, les parecía diferente. Incluso algunos hasta escribieron que sería lindo trabajar en un ambiente así. Y me llenó de orgullo, me hizo sentir diferente. Porque lo de las zapatillas es un juego, pero esto de tratar de hacer las cosas de otra manera en el lugar de trabajo, eso sí que marca la diferencia.

Leer Historia
public/blogs/1641413234-milanesablog.jpg

23 Julio, 2019 | Milanesa con Papas Fritas

Cuando vamos a un restaurante y pedimos milanesas con papas fritas, sólo vemos el plato terminado y nos limitamos a decir si nos gustó o no. Ese plato, que parece algo simple, tiene un proceso grande atrás que muchas veces no nos ponemos a pensar. A ese plato lo sirvió un mesero y lo preparó un cocinero. Este, a su vez, tiene un ayudante que pela las papas, y que seguramente ayude a los proveedores a bajarlas del camión una vez que llegan del mercado, quienes las compran a los encargados de cosecharlas, que tienen varios empleados que las levantan una por una de nuestra tierra. Y estamos hablando solamente de las papas, que se fríen con un aceite que lleva otra elaboración. Aún nos falta pensar en la carne de las milanesas y en el pan rallado para apanarlas. De todo ese gran proceso, entonces, apenas percibimos el producto final. Y lo juzgamos con total ligereza.

¿Por qué digo esto? Porque detrás de cada viaje, de cada empresa, de cada negocio nuevo, y por qué no, después de cada progreso, hay una gran historia de sacrificio y perseverancia detrás. Mucha gente me recuerda que a pesar de las dificultades que a veces cuento, al fin y al cabo estoy viajando y eso no puede hacerlo cualquiera. Pero esos viajes son parte necesaria de un proceso, que no sólo incluye la parte comercial, sino también la parte afectiva, restarle tiempo a mi familia, a mis hijas, a mis amigos.

Cuando la pantalla está funcionando se ve muy linda, pero detrás hay un proceso muy grande. Que va desde un viaje interminable a China para coordinar con el proveedor, pasando por el traslado de los componentes en barco, el ensamble en nuestras fábricas, y terminando con la colocación, la cual requiere un trabajo muy profesional por parte de nuestros empleados. Estas instalaciones muchas veces son en lugares cercanos, y otras tantas tienen que subirse a un camión y manejar dos mil kilómetros para que una nueva unidad de negocio se abra en algún rincón de nuestro país.

Siempre es bueno ver más allá del producto final, entender los procesos y valorar los pasos que permiten que ese producto terminado se vea lindo. Detrás de cada gran resultado hay una historia de perseverancia y sacrificio, y a veces está buen ponerse a pensar un poco en ello. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413186-soledadblog.jpg

15 Julio, 2019 | Soledad

¿Alguna vez se sintieron solos? No hablo de una soledad prolongada, sino de una pasajera. De un momento. En los aeropuertos experimento esa sensación. Sé que a mi regreso me esperan mis afectos, mis hijas, pero en esos minutos o incluso horas, siento realmente lo que es la soledad.

No tener con quien hablar, con quien compartir un café o simplemente comentarle lo cansado que puedo estar. Mirar a mi alrededor y ver el mismo Free Shop que ya recorrí mil veces y que perdió toda sorpresa. Observar las parejas que emprenden un viaje o las familias que parten vaya uno a saber a dónde. Yo sigo ahí, en la nada misma, rodeado de gente que va para un lado y para otro, con decenas de locales comerciales para elegir. Pero no hay nada para mí en ese lugar. Sólo esperar. Y la espera, desespera.

Sin embargo, esa espera se transforma en riqueza. Porque cada aeropuerto que recorro y cada avión al que me subo es una fuente de trabajo más que se abre, un paso más para el crecimiento de mis empresas, una oportunidad más que va a ser beneficiosa para todos.

En Bolivia, en República Dominicana o donde el destino me ponga, pero también en Argentina, en mi país, donde elegí intentar cambiar las cosas desde adentro de la empresa. ¿Y cómo se hace? Dejando de ganar para seguir estando. Resignar rentabilidad a cambio de generar más puestos de trabajo. Ese es el mensaje que trato de dejar como empresario. Uno no puede tener más dinero del que le entra en el bolsillo, uno no puede vivir en siete casas a la vez. Para qué querés tanto.

Intento ser un empresario diferente, que lo que busca es que todos sean felices. Ese es el dinero que me hace falta. Ese dinero se transforma en felicidad. Felicidad al ver que compartís lo que ganás, para que la realidad de muchas otras personas sea un poco mejor. El día que ya no esté quiero partir dejando esta huella. Que mi sacrificio y mi forma de pensar diferente incentiven a otros a reflexionar y poner en lo más alto de sus prioridades una hermosa palabra: compartir. 🦁

Leer Historia
public/blogs/1641413111-jbahianoblog.jpg

12 Julio, 2019 | Junior Bahiano

Hace siete años me tocó pasar por una situación muy particular. Mi perro, Junior Bahiano, tuvo un problema en la mandíbula. Le había puesto ese nombre porque era un ovejero muy fuerte, con una garra terrible, igual que el defensor brasilero. Por este problema tuvimos que cambiarle la alimentación. Así, dejamos de darle su comida habitual para pasar a alimentarlo con bife de chorizo. No eran tiempos fáciles, la imprenta que teníamos iba mal y cada vez teníamos más deudas. Pero teníamos que darle lo que nos habían sugerido hasta que pudiera masticar bien, y por lo costoso del corte, nosotros pasamos a comer arroz todos los días porque sino no alcanzaba.

Esos recuerdos permiten que jamás me olvide de dónde vengo. De no bajar nunca los brazos porque al final del camino siempre hay una recompensa. Nunca hay que aflojar ni perder la humildad, eso es lo que más hay que tener presente en los tiempos de crisis. En todas mis empresas trato de llevar ese mensaje, darle para adelante porque con sacrificio y esfuerzo las buenas van a venir. Claro que no debe ser una cosa utópica ni romántica, todos tenemos que poner manos a la obra para que las cosas sucedan. A eso, como digo siempre, le llamo hacer política desde el lugar que a cada uno le toque. Nosotros, por ejemplo, tanto en Grupo Uno LEDcomo en Nexos Trading Argentina preferimos bajar la rentabilidad en estos años difíciles, pero no dejar de trabajar. No dejar de producir, de hecho mes a mes batimos récord de instalaciones de pantallas LED, pero ganamos menos. Nos mantenemos, y nuestros empleados tienen trabajo y pueden seguir persiguiendo sus sueños, que en definitiva de eso se trata nuestra vida y la de nuestras familias, ¿no?

Leer Historia